La diabetes es una enfermedad derivada del estilo de vida, desencadenada por factores como:
– Sobre acidez orgánica
– Obesidad
– Falta de ejercicio
– Edad
– Predisposición genética

Cuando las toxinas o ácidos se acumulan en el páncreas, crean diabetes y deterioran las funciones digestivas y reguladoras del páncreas y sus jugos. Si logramos alcalinizar y oxigenar adecuadamente el organismo, las toxinas se eliminarán continuamente.

Estudios científicos afirman que beber agua alcalina puede proteger a las células pancreáticas de los daños oxidativos producidos por la acidez orgánica y puede considerarse como un agente anti-diabético muy útil tanto en la prevención como en el control de la diabetes.

* Guy Fagherazzi et al ,(2014) Dietary acid load and risk of type 2 diabetes: the E3N-EPIC cohort study Diabetologia, 57:313-320.